Consejos si sufres un accidente de tráfico

0

Te damos aquí 5 consejos fundamentales que has de tener en cuenta si sufres un accidente de tráfico.

En primer consejo es de prestar especial atención a la hora de rellenar la declaración amistosa de accidente. Deberán de indicarse datos fundamentales tales como son las matrículas de los vehículos intervinientes en el siniestro, las compañías aseguradoras, los posibles testigos presenciales del accidente, etc., debiendo de tener en cuenta que este es un documento fundamental, puesto que en virtud del mismo se va a poder derivar la responsabilidad en el siniestro.

Un segundo consejo es acudir a un centro de salud o a un servicio urgencias en el momento en el que puedas empezar a notar que existe algún tipo de síntoma derivado del accidente. Suele ser frecuente cuando se produce un accidente de tráfico que la lesión que haya padecido sea un síndrome post traumático cervical (latigazo cervical). Normalmente estos síndromes no se manifiestan en el mismo momento del accidente, sino que los síntomas aparecen pasadas unas horas. Será en ese momento, cuando comience a notar cierta sintomatología cuando deberán de acudir al centro de urgencias o servicio de salud al objeto de que se pueda documentar médicamente la lesión. Por supuesto, será fundamental continuar con un seguimiento médico que evidencie la evolución de esa lesión.

El tercer consejo es que por parte del perjudicado se dé parte a su compañía de seguros de la existencia del siniestro al objeto de que ésta pueda contactar con la compañía de seguros de la parte contraria y poder iniciar todas las gestiones relativas a la tramitación del siniestro.

El cuarto consejo fundamental: la compañía de seguros contraria estará obligada a pagar todos los gastos médicos sanitarios necesarios para nuestro proceso de recuperación, es decir, si en un momento dado queremos darle más celeridad a la hora de recibir un tratamiento médico, no tendremos porqué esperar a recibir ese tratamiento por parte de la Seguridad Social, sino que podemos acudir a una clínica privada y los gasto médicos de ese tratamiento con posterioridad podrán ser reclamados a la compañía de seguros contraria, quien se verá obligada a proceder al pago de los mismos.

El quinto consejo es prestar especial atención a la cobertura de defensa jurídica contenida en el seguro obligatorio de automóviles. De este modo los perjudicados podrán designar a los profesionales que vayan a tramitar el procedimiento, es decir, el perjudicado puede elegir sus propios abogados, y con posterioridad la compañía de seguro será la encargada de abonar hasta el límite pactado el importe de sus honorarios.

Dejar respuesta